jueves, 25 de junio de 2009

Gay Hero (y II)

Volvemos con la segunda y última parte de Gay Hero, en la que empezaremos hablando de los heros adolescentes Hulkling y Wiccan, dos personajes creados por el controvertido (por plasta) Allan Heinberg, creador de Anatomía de Grey. Estos dos muchachos están vinculados a los Jóvenes Vengadores, grupo de héroes con algún punto en común con los Vengadores de toda la vida. En el primer número de la serie vemos que Hulkling, chavalote multiforme que con el tiempo descubrirá que es mitad kree, mitad skrull, aparecía en una viñeta hablando con Wiccan (anteriormente conocido como Asgardian o Ass Guardian, si eres angloparlante y un cachondo mental…), una especie de hechicero (claro, es una especie de "hijo" de la Bruja Escarlata). El público supuso, por la forma en que se desarrolla esta viñeta y las subsiguientes, que ambos personajes estaban flirteando. Esto solo era un tanteo para ver como reaccionaban los lectores por parte de Heinberg, pero vista la buena acogida que tuvo la idea (y la polémica que se montó entre un sector del público), el guionista decidió seguir adelante y crear una relación entre ambos personajes. Este movimiento daría lugar a una de las relaciones más normales y sanas entre dos homosexuales declarados del universo Marvel hasta la fecha, ya que son jóvenes normales (sí, pero con poderes), que se aceptan a sí mismos y están rodeados de gente tolerante que les quiere y les trata de forma normal, cosa que hasta la fecha no se había visto en ningún cómic y que quizá tenga que ver más con la época en la que se han escrito estos cómics (a principios del 2000), en los que la homosexualidad está (casi) completamente aceptada. Acerca de esto, el propio Heinberg comentó que había una "...need for more positive (or at least more diverse and accurate) representations of gays and lesbians in the mainstream media .... Young Avengers will definitely explore the kids' identities - sexual and otherwise - in some (hopefully) surprising ways."

Hulkling y Wiccan, más que amigos

Pero no sólo de gays masculinos vive el cómic americano, ya que encontramos ejemplos como la detective Renée Montoya (la actual Question), personaje surgido de las páginas de Batman (de DC Comics) y alejado del rol tradicional de la mujer superheroica. Montoya es una mujer fuerte y moderna, pero no lleva el típico traje ajustado ni va enseñando cachaza y por tanto no es provocativa, rompiendo así el estereotipo de superheroína que rige el mundo del cómic desde tiempos inmemoriales (en contraposición a personajes como Gata Negra, Power Girl o Supergirl).

Montoya, en primer plano, con la máscara de The Question

Además, el caso de Montoya le ha servido a varios guionistas como excusa tanto para explorar las reacciones de la gente (en este caso los personajes) que rodean a un/a homosexual al salir del armario, como para mostrar la lucha que lleva a cabo una persona que quiere aceptar y mostrar su sexualidad a un mundo intransigente con los que son diferentes.

A cuenta de esto, el guionista Greg Rucka enfrentó a Montoya con sus mayores miedos, que no tenían que ver con los criminales ni los villanos de opereta que pueblan normalmente los cómics, sino con la revelación de su homosexualidad a sus padres. Esta historia, imbuida de gran dramatismo y un gran realismo social, le valió a Montoya más de un disgusto con su familia y a Greg Rucka varios premios, incluyendo el afamado Premio Eisner.

Y aunque es lesbiana no es mostrada como la típica fantasía masculina, sino como una persona totalmente normal que vive su vida y disfruta de su sexualidad sin tapujos, que tiene un trabajo y una pareja con la que discute, como cualquiera.

Montoya y su novia, una relación de lo más sana

Otro caso de lesbianismo que vemos en los cómics de DC es el de la actual Batwoman. Esta Batwoman es Kate Kane, una antigua novia de Montoya, y por tanto, homosexual. Su salida del armario llamó mucho la atención de los medios, y como pueden ver, hasta nuestro querido becario del 20minutos (quién si no), le dedico un impagable artículo en el que se referían a su homosexualidad como algo totalmente sorprendente, algo lógico si el artículo hubiese estado escrito hace 20 años, pero fue hace sólo 3. Y de los comentarios retrógrados que acompañan el artículo, mejor ni les hablamos…

La actual Batwoman

Claro que si hablamos de polémicas, es imposible no mencionar uno de los cómics de superhéroes más controvertidos de la historia: X-Statix. El grupo de mutantes Marvel más problemático, disfuncional y autodestructivo de cuantos habrá nunca en esta editorial (sí, más aun que Alpha Flight). El hecho de no llegar a ser un cómic realmente popular le libró de una polémica mayor. Porque si cualquiera de las frases ahí aparecidas hubiera sido publicada dentro de La Liga de la Justicia o La Patrulla X, el revuelo montado habría sido público y notorio. De hecho, sí que hubo bastante revuelo incluso a nivel de prensa cuando se filtró un proyecto de guión en el que pretendían resucitar a la mismísima Lady Di ¡para que se uniera al grupo de superhéroes! La presión editorial obligó a sus creadores (Peter Milligan y Michael Allred) a cambiar la identidad de la celebrity, transformándola en una especie de super estrella del pop solidaria (y resucitada de entre los muertos). Como era de esperar, con semejantes ideas, el cómic tenía los días contados, dado que el perfil de lector de cómic superheroico no es precisamente alguien que guste de argumentos tan provocativos.

X-Statix con una invitada muy especial

Madres adolescentes que abandonan a sus familias, líderes suicidas, negros racistas, confusión sexual, ejecuciones, muertes en prime-time, negocios turbios, muertos vivientes, necrófilos, mentiras, traiciones… Como ven, este coctel molotov llamado cómic lo tenía todo. De hecho, la amoralidad de los personajes y las escenas de violencia descarnada hacían pasar el tema de la homosexualidad casi desapercibido. A falta de uno, tres eran los héroes homosexuales que se dejaban la piel luchando contra el mal y concediendo entrevistas para la televisión.
El primero de ellos, Bloke, era un gigantesco mutante de color rosa (¡!) que tuvo una aparición (y una vida), más bien breve en la serie, aportando poco o nada a la trama. Para la historia queda su presentación en sociedad emitía por la tele: “Es grande, es rosa, ¡y tiene un gusto impecable para las cortinas! Mickey Tork aprendió todo lo que sabe trabajando como vigilante en las calles de San Francisco operando bajo su antiguo nombre, “Arco Iris”. Debido a una condición genética en evolución, ese nombre pronto se quedó obsoleto. El chicarrón con predilección por los musicales y el levantamiento de pesas se dio cuenta muy pronto de que poseía la increíble habilidad camaleónica de “fundirse” con lo que le rodea… ¡y entonces volverse rosa y causar estragos!”

Bloke y su chico

Con mucha menos sorna y ácidos tópicos fue tratada la homosexualidad de los dos personajes gay más longevos de la serie: Vivisector y Grasas (Phat). Dos héroes que formaron una de las parejas más descacharrantes que se recuerdan.
Por un lado, Vivisector era una especie de Teen Wolf culto, pedante, refinado y de clase alta que según su relaciones públicas era “autor de un panfleto sobre Walt Whitman aclamado por la crítica, capaz de rasgar muros de acero con sus garras y dientes”.

Vivisector, ser o no ser, he ahí la cuestión...

Grasas,
por su parte, era un trasunto de Eminem, que personificaba a la clásica “white trash” americana, esa que vive aparcada en una caravana, dentro del más deprimido de los barrios.

Grasas, con un poder más que útil, volverse gordo o delgado a voluntad

Hartos de ser unos segundones dentro de sus grupo, decidieron acaparar la atención de los medios insinuando que eran pareja. Curiosamente, aquella farsa terminó por convertirse en realidad, cuando les pillamos recostados sobre la misma cama.
Como era de esperar en un cómic así, su relación no fue ni de lejos un camino de rosas. Hubo tensión desde el primer momento, cuando Grasas se negó a admitir su nueva sexualidad en público. No le importaba insinuarlo cuando era una farsa, pero ahora que era realmente homosexual, se avergonzaba de su condición, para horror de su pareja.
Al final, terminaron rompiendo y buscándose otras parejas igual de desastrosas. Sobre todo en lo referido a Vivisector, que terminó con un actorzuelo guaperas, que sólo le quería por su popularidad como miembro de un grupo de mutantes.

Y así llegamos al final de este par de posts que les servirán de orientación en el mundo de los superhéroes gays, mundo que se ha vuelto tan diverso como el real, como se puede ver por la cantidad de superhéroes homosexuales que aparecen en estos posts. Además, así podrán atajar esas sospechas infundadas sobre Batman, Robin, Superman y otros héroes...

Pero antes de dejarles, quiero que reflexionen sobre el tema: ¿Ustedes creen que la proliferación de superhéroes gays en los cómics se debe a este nuevo tipo de sociedad que nos ha tocado vivir, una sociedad cambiante, tolerante (entre comillas) y plural? ¿O es solo un movimiento de marketing creado para satisfacer a una minoria que va cobrando cada vez más poder? ¿O piensan que quizá es tan solo una medida creada por las grandes editoriales para acallar los comentarios que suscitaban sus héroes de siempre?

Piénsenlo y reciban unos Bunkeros saludos.

De nuevo quiero dedicar estos artículos a Lengua Negra y al Anónimo Negro, por inspirarlos y por su ayuda. Gracias.

Lean también:

Gay Hero (I)

5 comentarios:

Lengua Negra dijo...

Que aprendan los que se dedican a escribir la primera chorrada que se le pasa por la cabeza cuando van a por el pan. Esto sí que es un post trabajado copón.
A ver cuando nos dan un premio. Pero uno de verdad, no como el del pedorro de Anselmo, muahahahaha!

Chocolat Soul dijo...

Estoy de acuerdo con L. negra (no te acostumbres, je) que la entrada es más que buena, tiene curro y está muy bien escrita. Ole doctor!
En cuanto a lo escrito, como no soy lectora de cómics he de decir que me sorprende que haya tanta diversidad de temas en los mismos... yo me he quedado con las luchas del malo contra el bueno, alguna alianza y poco más... no era consciente que trataban tantos y tan distintos temas...!
Tampoco sabía que el creador de Anatomía de Grey hubiera creado personajes de cómic... pero como que pesado? Me encanta A.G! xD
También creo que la detective Montoya me mola, tiene pinta de ser una tía dura y guay... xD Y me has creado mucha curiosidad con X-Statix, quien sabe, igual hasta me animo!
En cuanto a tu pregunta... Pues no se que decirte, pienso que en estos tiempos que corren las verdaderas luchas escasean y casi todo se hace con un fin, en este caso ¿vender más? Si llegas a un publico en concreto que antes quizás no leía tanto cómic tienes un terreno ganado pero quizás se pierda por otro... No sé, loe estudios de mercado habrán hablado y los homosexuales de hoy en día, demandarán cómics con personajes homosexuales... Quilosá!

Mauro Picotto dijo...

El post es excepcional, no cabe duda, pero ya lejos de tema comics, el mundillo en el que nos toca vivir es aun más peliagudo. Nos hacen creer que la homosexualidad esta aceptada, pero sólo por el gran número de gays que han dado la cara y han demostrado que tienen influencia en el mundo real, pero hay un grueso velo machista que lucha por seguir manteniendo esa distancia, y esa idea de "rareza" que transmite "esa minoría". Por otro lado, el mismo mundo homosexual, convive con bastantes contras, como "el odiado estereotipo de locaza" y los ambientes excesivamente protectores. Como en el tema "racista", también hay mucho homosexual resentido, que se aleja de lo "hetero"... en fin, al final, todo va un poco en el camino que ha mencionado Chocolat, todo se guía por intereses, más como motivo de ventas, que como un intento de crear revuelo (aunque hay excepciones). Dentro de unos años, veremos superheroes que practican el bestialismo, retozan con menores y se divierten con la coprofagia.

Saludos

Doctor Proctor dijo...

He de reconocer que con la parte de X-Statix y con otra parte del post anterior he recbido ayuda de Lengua Negra, con lo cual las felicitaciones también tienen que ir para él. Pero sin duda se agradecen muchísimo.

Respecto a sus inquietudes hacia el cómic, he de decirle, señorita Chocolat, que me encanta que una entrada nuestra haya logrado que le pique el gusanillo. Y X-Statix es una lectura muy recomendable, aunque se sale un poco (bastante) del estandar del superheroe. Y del estandar de lo normal (y de lo moral) en el cómic americano también. Pero, eh, ¿Quién dijo miedo?

Y me alegro que mis preguntas les hayan hecho reflexionar, pero sr. Picotto, ¿quién le dice que no hay ya superheroes como los que menciona? En "The Boys" podrá ver lindezas como las que describe.

Un saludo y gracias de nuevo por las felicitaciones.

El Anonimo Negro dijo...

Acabo de leerme el post que por cierto me parece muy bueno, y seguidamente he acabado discutiendo con mis compañeros del problema de la ruptura de la familia tradicional, por desgracia no es algo aceptado al 100%, para determinada gente pueden existir, pero tiene que ser ciudadanos de segunda, ya que son una minoría, lo que en mi opinión me parece falso. Se hacen ya no uno, dos o tres bares de ambiente gay, se hace toda una zona, en muchas capitales del mundo, se hacen compañías de viajes especializadas en gais, y por supuesto el mundo de comic no puede faltar... pienso que ya no son minoría, creo que son una parte de la sociedad como otra cualquiera, y ya es tenida en cuenta a la hora de estudios de marketing, publicidad... lo único que falta es que la gente acepte ese hecho.