miércoles, 15 de julio de 2009

¡Vamos a Jugar!, ¡Plas! ¡Plas! ...

Nos encontramos atravesando calles sin curvas, los transeuntes corren alocadamente con los brazos en alto cada vez que ven acercarse un vehículo, cruzan sin mirar y al ser atropellados, dan volteretas recuperando la compostura en un breve lapso de tiempo. Los gatos y los patos son consumidores de comida italiana. Los Payasos y los Mimos son perseguidos a muerte, mientras ligas de la justicia recompensan a la gente por limpiar las calles de esos individuos. Una ciudad que nos proporciona bebés y armas con la misma legitimidad y en la que jugadores de rol lamentan la pérdida de sus "preciados dados" y confían en nuestra pericia para encontrarlos. Un sitio donde el único vendedor de coches es un ser indestructible, repostar gasolina no requiere detener el vehículo para llenar el depósito, mendigos con carteles auguran un final inminente, bombonas de óxido nitroso, botes de pastillas y algunos dólares esperan en el suelo para ser recogidos y nuestro principal cometido es repartir pizzas por todo el lugar con la ayuda de un coche (?) .

Todo ello mientras somos aporreados en los tímpanos por los ritmos de 8 bits, más pegadizos y repetitivos de la historia (incluyendo una divertida versión de "La Traviatta" de Verdi).

Si estamos experimentando todo esto, es que estamos en PIZZA CITY, un juego en Flash, de estética pixelada, cutre como él solo, pero entretenido si estamos presos en una oficina. Si jugasteis a los primeros GTA, este es un buen momento para vivir algo parecido, con mucho sentido del humor y algo menos de violencia,... pero recordad, la policía estará pendiente de que no os saltéis las normas... aunque hacerlo a veces es tan atractivo.

¿Veis el payaso a la izquierda? ¡pues a por él!

Si no os satisface lo suficiente, en la página de AdultSwin, podréis encontrar muchos otros juegos bastante enfermizos y poco recomendables si vuestra intención es mantener la cordura. El que avisa no es traidor.

5 comentarios:

Doctor Proctor dijo...

Buen juego, ¡¡gracias por la recomendación!!

Chocolat Soul dijo...

He estado jugando un poco pero me he cansado rápido y he acabado dandole huesos a un bicho azul que se iba x las patas abajo! Qfrikada... Me mola!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Gracias, gracias, qué recuerdos de infancia! Me haré mayor? Yo? Sólo porque jugué horas con un Spectrum? El horror el horror

Lengua Negra dijo...

Mola la música y los gráficos me entrañan. Lástima que nunca haya sido mi estilo de juego. No tengo alma de repartidor. El Paperboy siempre me pareció un pedo! Y los juegos de coches se me dan peor que la física cuántica.

Anónimo dijo...

jajajajajjaajaa Preso en una oficina que fuerte! pero lo mejor del juego es que venga un compi tuyo y te toque todos los botones y adios PIZZA CITY !
jijiji