martes, 10 de marzo de 2009

Frases Lapidarias (Momentos Vergonzantes Vol.XI)

Saludos bunkeros, otro día más vamos a compartir con vosotros lo que es nuestro apartado estrella... así es, ¡¡Los Momentos Vergonzantes!! En esta ocasión vamos a hacer un esfuerzo de memoria, viajando a través de nuestras vidas para recordar las frases más vergonzosas (que nuestra memoria nos permita), que las personas de nuestro entorno han pronunciado, y que hayan provocado en nosotros rubor, vergüenza ajena o, simplemente, ira.

LENGUA NEGRA

"A esta vida hemos venido a sufrir."
No se cuantas veces habrá repetido mi progenitora esta demoledora frase pero seguro que las suficientes como para quitarme la ilusión por cualquier cosa de raíz. Un pensamiento típicamente católico, donde se ensalza la existencia de un paraíso extra-terrenal que compense la mísera existencia de los creyentes, que se aferran a un clavo ardiendo para sobrevivir a su personal valle de lágrimas. Frase de alta toxicidad, ¡CUIDADO!

"Ey, ¡Facebook!."
Escuchar este tipo de despedidas es lo que me pasa por dejar que fulanito elija el bar a donde tomar algo. Concretamente, un bareto atestado de niños pijos de 17 años en los lindes de Chueca. Si algún terrorista islámico está buscando un lugar donde hacer el máximo daño posible a la actual cultura occidental, que se pase por el Bunker que le voy a dar un par de direcciones.

"De tanto leer se te va a licuar el cerebro."
Otra de las múltiples perlas 100% traumatizantes que me regaló mi progenitora durante mi niñez. Estimulante como pocas, a añadir a una larga tradición de majaderías y supersticiones varias del tipo “no te subas a esa atracción que si la máquina falla vas a salir volando” o “como te vea con un pendiente en la oreja no te dejo entrar en casa”.

"Yo no soy ni de derechas ni de izquierdas. Todos los gobiernos me parecen iguales."
Ojo. Cada vez que le oigáis a algún paleto de ciudad decir esto (y yo he oído a unos cuantos) tened por seguro que vota al PP y similares ultraderechas. Si no votara, fuera pro anarquista o votara a cualquier otro partido, lo diría.

"Ahora que por fin me la he follado ya no me apetece volver a verla."
Con dos cojones. Quizá no lo dijo exactamente así, pero la conclusión es exactamente la misma: entre nuestros conocidos se encuentran algunos subproductos de la “generación chat” más perturbados.

"Voy a conciertos de death metal. ¿Slayer? Si, me suena que me estoy bajando algo en el emule para escucharlos."
Alguien que hace reseñas de metal y cuya identidad, por motivos secretos, no puedo desvelar.

"He tenido días mejores."
Incluida aquí por aparecer de la manera más desconcertante: la dijo un amigo de Alcalá, tirado en el suelo tan tranquilo, después de caerse desde un balcón.

"Hace años que no compro un cd."
Un promotor de conciertos con el que he trabajado… Tela telita fina.

"La gente es… gente."
Dicho en el más despreciativo de los tonos por una alumna de la Facultad de Psicología de la UAM en su primer día de clase. La verdad es que visto con el tiempo, la frase era bastante acertada.

"Pero qué haces leyendo, que eso es para gente sin amigos."
El hecho de que el tipejo que soltó está Monstruosa Ofensa a la Humanidad llegara a ser novio de una impresionante conocida mía, vuelve a confirmarme la absoluta arbitrariedad y sin-sentido de la existencia en general, y de las relaciones sentimentales en concreto. Personalidades como las del Joker de Heath Ledger se forjan a base de escuchar cosas como esta. Al final, hundido en el más absoluto de los nihilismos, solo te queda dejarte llevar por la demencia y ver como arde todo.

MAURO PICOTTO

"Es que tú, eres feo…"
Dicho por un colega, que además de darme su opinión personal, no comprendía que existen otras cualidades útiles (sin ser un chico "Pantene"), para ligar con una piba… y que hace reseñas de metal y su identidad debe seguir siendo salvaguardada…

"Yo soy apolítico…"
Como la frase de Lengua Negra, dicho sólo por la gente que no se quiere mojar, probablemente con ideologías lejanas al progresismo. Es axiomático, no hay nadie apolítico. salvo Michael Jackson, que es Asesuar, ni frio ni calor, ni a pelo ni a lana.

"Pues tu vecino saca buenas notas…"
Dicho por mi padre, restregándome lo mal estudiante que era y la compatibilidad entre cachondeo y responsabilidad. Las comparaciones son odiosas.

"¿Vas al gimnasio? pues vas a tener que ir con más ganas..."
Ay, de verdad, por desgracia, algunas personas tienen el tacto en el culo.

"¿Akira? ¿pero eso no son dibujos animados? eso es para niños"
Alma de cántaro, cuanto te queda por aprender. Lo mismo que a la masa de gente que relaciona dibujos animados con infatilidad o inmadurez, cuando pueden ser un medio de expresión tan efectivo o más que el cine de imagen real.

"¿Juegas al rol? pues ten cuidado a ver si te va a dar por matar gente..."
Cuando escucho semejantes palabras de un ser humano, siento una punzada de preocupación en el estómago... qué pena. Sobre todo cuando no tienen ni la más mínima noción de en qué consiste.

DOC PROCTOR

"Yo no me estoy quedando calvo, es que tengo el pelo rubio, fino y separado"
Frase pronunciada por un vecino de Lengua Negra. Al año siguiente, estaba pelado como una bola de billar.

"¿Esfínter? ¿Qué es un esfínter? Ah, ya, es un órgano interno o algo así"
Impactante frase dicha no por una, sino por dos filólogas inglesas. No merece más comentario, porque el mero hecho de recordarla me da ardor de estómago.

"¿Afeminado? Mira chaval, le digo yo eso a mis colegas y me crujen, pero porque no saben lo que significa. Por cierto, ¿qué significa?"
Otra caso, como el anterior, que demuestra que un retorno al sistema de "la letra con sangre entra" no nos iba a hacer tanto daño.

"...Y esos van de ecologistas pero luego bien que llevan jerseys de lana. Y eso sale de la oveja ¿o no?"
A lo que yo tenía que haber contestado "No, crecen en las perchas del Stradivarius", pero por no meterme en una conversación entre dos compañeras de trabajo, me lo guardé para mí.

"¿Qué estás leyendo? ¿Un libro de rol? ¿¿¡¡Tú eres uno de esos chalados que se creen que la gente se tira en paracaídas desde un avión!!??"
Vale que tuviéramos 13 años, vale que el rol no pasaba por un momento de gloria mediática, pero... ¡¡¡Joder, la gente se tira en paracaídas desde los aviones!!!

Otros momentos vergonzantes:

8 comentarios:

El Anonimo Negro dijo...

Tres puntos:

1º- ¿Filologas inglesas, eso que es un tipo de animal que vive en esa isla del norte de España?
2º- Grandisimo comentario el del vecino de Lengua Sucia, ya se me había olvidado, que recuerdos
3º- ¿Quien ese tipo que hace reseñas metal y no sabe quien es Slayer? decir el puto nombre para no leer nunca mas una critica suya jajaja.

Doctor Proctor dijo...

1º- Animales, sí, ¡¡y de qué tipo...!!
2º- Pa que usted vea.
3º- Seguirá en el anonimato.

anselmo dijo...

Lo de Slayer me ha llegado al alma, madre de Dios.Yo tuve una bronca con un compañero de piso porque le dije que era un sibarita. Tras 20 minutos echándome la bronca me preguntó que significaba.
Así que jugais a rol, ¡eh? Menos mal que los desnatados no suelen asesinar a nadie, que si noooo...XD
Esto último es por tocar los cojones XD

Lengua Negra dijo...

¿Jugar al Rol? Lo que opino yo de los jugadores de rol lo voy a dejar bien claro en un post de próxima aparición.

Doctor Proctor dijo...

Yo ya no lo hago, me desintoxiqué y lo dejé. Y sin matar a nadie, al menos que yo recuerde. Pero vamos, diga su opinión, que la crítica siempre es buena. Excepto la del señor Anselmo, que es algo... desnatada, jajaja.

Rodrigo Manchado dijo...

Muy buenas, sí.Yo he oído algunas a lo largo de mi cada vez menos corta vida.

Yo recuerdo una como la del padre de un amigo, hablante de Esperanto (sufidientemente friki, no??), que decía que su hijo "había escrito un libro en Esperpento".

yo,lamiss dijo...

Yo no soy ni de izquierdas ni de derechas y tampoco tengo ningún disco de Slayer aunque haya ido a algún que otro concierto de metal. Es grave, doctor proctor?

Doctor Proctor dijo...

Mucho, Miss, mucho. Le recomiendo un gormiti en ayunas cada día durante una semana. Si los síntomas persisten, véngase para el Bunker que Picotto le pondrá un tratamiento personalizado.