miércoles, 4 de marzo de 2009

Tesoros (des)enterrados

¿Conocéis esa sensación de estar rebuscando en una tienda cutre con la esperanza de ver recompensada tu paciencia con el descubrimiento de un tesoro?
A día de hoy, encontrar en un rastrillo o en una tienda de discos de segunda mano algo que merezca la pena es realmente difícil. Y encontrarlo a buen precio, que ahí está la gracia.
Los coleccionistas psicópatas, los dueños de tiendas especializadas y musarañas similares han barrido esas tiendas hasta dejarlas mondas. Servidor no se incluye en la lista por no ser un buscador infatigable. A mi no me quita el sueño encontrar tal o cual pieza, prefiero que todo sea algo más casual.
Pero al grano.
El caso es que el otro día, me encontraba en una zona del centro por pura casualidad, cuando me topé con una tienda de discos usados de la que sólo conocía su escaparate. Solo os diré que cuando entré era de día y al salir era de noche. No me imaginaba que: a) fuera tan grande y b) tuviera tanta mierda a la venta. ¡Si hubiera entrado hace años, quién sabe lo que hubiera encontrado!
De todos modos, algo bueno encontré. Muy bueno. ¡Y sin apenas buscar!

Mientras intentaba pasar desapercibido entre los 2 frikazos de cuarenta años que pululaban cual zombis por la tienda, me centré en unas revistas antiguas llenas de entrevistas y reportajes jugosísimos: que si The Dictators, Glenn Danzig, Liz Renay, Elvira (auuuuu!), Karen Black, Texas Terry (que bien lo pasamos en Gruta), Pantera, The Cramps (snif), Ginger Lynn (grn, arf, mmm, ñam!), AC/DC, Tom Waits... En fin, para qué os voy a contar; un gustazo.

Ya había dado la tarde por aprovechada cuando me dió por mirar por encima alguna sección. Lo primero que encontré, que me dejó flipando, lo dejo para el final.

¡¡¡Dr Chud´s X-Ward!!! Encontrar este cd de edición limitada ha sido un consuelo después de que me sobrepujaran en ebay por la edición firmada en vinilo. Que esa es otra. Ahora que todo, o casi todo, el mundo está habituado a ebay, esto de buscar discos en tiendas les sonará a chino. Pero aún usando ebay estos discos no son tan fáciles de conseguir. Y menos a bajo precio.
En Dr Chud (ojo a la referencia al film de culto-cutre C.H.U.D.!) encontramos al que fue uno de los miembros de Misfits en su última época buena (como en Gorgeous Frankenstein). Quizá su mejor bateria, o el más carismático al menos. No incluye la versión de Blondie que me dió a conocer a la banda pero aún así estoy más que satisfecho.

¡Un álbum de los Balzac perdido por Madrid! Y con esa portada! Nunca he sido seguidor del grupo, una especie de banda de fans obsesos de Misfits (otra vez los Misfits), pero se reconocer algo bueno cuando lo veo. Y toparme con una portada del mismísimo Suehiro Maruo (cult!) es algo muy bueno! Reconocí el estilo del dibujante antes que el logo de la banda. Solo me hubiera faltado encontrar un cd de los Guitar Wolf para caerme de culo.

Y para terminar, la joya del mes: ¡los Ghastly Ones!! Esto ya son palabras mayores amigos. Esta banda de horror surf, absolutamente imprescindible, tiene material bien jodido de conseguir. Básicamente se autoeditan, y cuando encargué un disco suyo en una tienda especializada me dijeron aquello de "si no los consigo ni para mí, imagínate". Pero lo más raro es que encontré el cd mirando por encima la sección de... ¡bandas sonoras! ¡Cágate! Y estaba ahí esperándome, que bonito... Empecé mirando las bandas sonoras porque total, si encontraba alguna OST de culto sería a buen precio, y no como en la Fnac, que cada vez que pienso en lo que pagué por la de "One Hour Photo" de J.Klimek me dan mareos. Alguna cosilla había, como la música de "Pesadilla en Elm Street 6" pero vamos, que lo de Ghastly Ones me animó a seguir buscando por la tienda. Que por cierto, aprovecho para agradecer a mi amiga MJ el grabarme "Halloween Hootenany" en cinta, que fue donde conocí a los Ghastly y a Rocket From the Crypt.

4 comentarios:

anselmo dijo...

Bueno, apuntados los qeu no conocía.Gracias

Chocolat Soul dijo...

Yo la mayoria no los conozco... Vaya. Pero encontrarse sitios asi mola mucho, pero como dices, por casualidad y no en plan friki desesperado buscando lo más raro que pueda encontrar... Congratulations por tu encuentro.

yo,lamiss dijo...

¿Y cómo se llama la tienda?
Como decía anselmo... ¡compártelo gallifante!

Lengua Negra dijo...

Pues la tienda era Amigos del Disco, cerca de Moncloa.

En fin, ya se que las cosas están chungas hoy día pero hay que comprar discos originales copón. Sobretodo si es durante un concierto porque la pasta va directamente a la banda.
Con o sin crisis, la peña hace años que ha dejado de valorar la música en formato "físico". Una pena.
Una carpeta con mp3 en "Incoming" dista bastante de un vinilo o una caja metálica con relieve.

Vengaaa, que vosotros podéis. Aunque sean 6 discos al año!