miércoles, 1 de abril de 2009

Para ti que eres joven (e inocente)

Hoy vamos a hablar acerca de libros infantiles y juveniles, un tema que cada vez nos queda más cercano porque todos, tanto ustedes, lectores de este blog, como nosotros los bunkeros, nos vamos haciendo mayores y la paternidad es el siguiente paso de nuestra vida adulta, paso que … ¿Pero que coño estoy diciendo? Vamos a hablar de libros orientados a niños y jóvenes con títulos y subtítulos francamente desafortunados, que llevarán a engaño a los poco precavidos padres, pero que no pasan desapercibidos a mentes calenturientas como las nuestras. Gracias a la lectura de libros como estos, estamos seguros de que sus hijos pasarán a formar parte de esa élite, de esos privilegiados, de esos prohombres del futuro que somos los bunkeros y nuestros seguidores. Y todo esto lo hacemos no porque queramos salvaguardar el mañana de “sus” y “nuestros” hijos, sino porque nos gusta partirnos el ojete con estas tonterías. Tome nota de los siguientes títulos, señor Anselmo, o su pequeño podría acabar perturbado y encerrado en un bunker:

- ¡A mano!: Un libro con un título la mar de sugerente y cuya publicidad dice "¡Sumérgete en la basura y ponte manos a la obra!”. Ya sabéis niños, todo a mano. Especialmente recomendado para jóvenes aprendices de paparazzi u onanistas cerdos en ciernes.


- Lo que más le gusta a Winnie Pooh (con 7 emocionantes sonidos): Ay, Winnie, pillín, siempre hemos sabido que eras un pequeño pervertido, y esa portada no nos deja ninguna duda, a ti te molan pequeñitos, rosados y sumisos... además, el libro incluye 7 “emocionantes” sonidos. Échense a temblar, progenitores del foro de la familia, Winnie viene a por sus hijos (como Pedobear)…


- Camp Rock: Tócala otra vez y Camp Rock: Libro de actividades con pegatinas (Dale caña): Y seguimos con Disney, nuestra compañía de pervertidores de menores preferida. Este producto es más moderno y está orientado a un público más “maduro” que el anterior, sobre todo si tenemos en cuenta las posturas de las portadas y esos subtítulos que acompañan a sendas obras. Además, ya sabemos que a los y a las protas de las pelis y series Disney les encanta desnudarse a la mínima...


- Ara sí que m’has tocat el nas!: Libro en catalán de revelador título (creemos) y cuya publicidad reza “El seu cos i el de la seva veïna no són iguals.”, que no quiero preguntarme lo que significa (ayudenos ChocolatSoul), pero que suena muy chungo para ser un libro para niños. Por si acaso ni se acerquen…


- La pequeña oruga glotona: ¿En qué estaba pensando este tío a la hora de poner el título al libro? Ah, ya caigo…


- ¿Por qué los mocos son verdes?: Buena pregunta. Si el título de esta obra no les ha conquistado desde ya, piensen que un libro que nos da explicaciones científicas acerca del color de los mocos, nos da la respuesta del porqué se generan y salen los gases de los seres vivos y de muchas otras fantásticas y escatológicas acciones que podremos realizar con nuestro querido cuerpo humano, no puede ser malo. Se lo recomendamos a todos aquellos padres que aspiran a que sus hijos sean unos auténticos rednecks.


- Los Teletubbies: Personajes polémicos, tachados de degenerados, retrasados, ambiguos, desviados e incluso de homosexuales por sus detractores, en realidad son unos visionarios y unos incomprendidos. Y sus libros tampoco se iban a salvar de la quema, ya que para algunos mojigatos, títulos tan inocentes como Día de viento de Po, La ovejita, La bandera mágica, El lío de las tubby-natillas, El bolso de Tinky Winky, Po rápido y despacio o el sugerente Ahora te toca a ti, vienen a demostrar que la suciedad está en el ojo del que mira…


- Tetas: Y ya puestos a ser bastos y poco sutiles, pues vamos a lo que hay, al tema que más nos ha gustado siempre, las mamellas. El comentario que leí el otro día en El País acerca de este libro decía “Tetas responde a preguntas tipo ¿por qué los luchadores de sumo no tienen leche? ¿por qué a los bebes les encantan las tetas de sus mamás?”. Y es que amigos, este libro está escrito por un japonés, no les digo más, alejen a sus hijos de él pero ya mismo.


Si conocen algún otro libro infantil que debería estar aquí por su sutileza a la hora de tratar ciertos temas, porque tiene un nombre francamente vistoso u original o por cualquier otro motivo tonto, no lo duden, hágannoslo saber en los comentarios. Bunkeros saludos.

9 comentarios:

anselmo dijo...

Probé los estragos de Los teletubbies en mi propia familia. El día que con dos añitos pillé a mi peke bailando, diciendo que quería un tutú y que era una mariposa me sigue provocando sudores fríos en la espalda y nuca. Gracias a Dios, contrarresté esa nociva educación con dosis de sexismo y machismo. Las castas no deben perderse

yo,lamiss dijo...

Creo que el librito en catalán significa: "Ahora sí que me has tocado la nariz" y el resto... "su cuerpo y el de su vecina no son iguales", creo... o eso me dicen... sí, que lo aclare chocolates.
El de Tetas me lo voy a comprar este finde. Ya os contaré.

Mauro Picotto dijo...

a mi me ha matado de la risa el de "Po rápido y despacio"... parece un manual de prácticas sexuales avanzadas, vamos, mejor que el kamasutra!

ilumínanos Chocolá!

Doctor Proctor dijo...

"¿Ahora sí que me has tocado la nariz?" ¡¡¿¿Y antes que le había tocado??!!

"¿Su cuerpo y el de su vecina no son iguales?"
Madre mía, esto se está poniendo al rojo vivo...

Chocolat Soul dijo...

Jajajaja, que mentes más sucias!!!
Las traducciones muy bien todos sep...
Ahora si que me has tocado la nariz!
Ara sí que m’has tocat el nas!
"Su cuerpo y el de su vecina no son iguales"
“El seu cos i el de la seva veïna no són iguals.”
Pues sí, este último si q es algo pornografico... ¿que querran que veamos distinto? xDDDD

yo,lamiss dijo...

Jo, tengo el catalá dominao jaaja
Adeu!

Mauro Picotto dijo...

ya no eres Miss Móstoles, eres la prometedora Miss BCN, la chica que domina todas las lenguas (siguiendo con el tono del post)... jeje.

Lengua Negra dijo...

Joder, sublime post. Realmente el libro de las Tetas me tiene más intrigado que la obra que lanzó a la fama al caspas de Juan Manuel de Prada.
Winnie Pedobear, "tócala otra vez", "la oruga glotona"... cuando me habló de títulos comprometedores no imaginé que serían tantos y tan fuertes.

Claro que todo esto me recuerda mi paranoia con la censura del Hamleys sobre el pobre Teletubbie lila. ¡Un respeto para las minorías!

Doctor Proctor dijo...

¿Se refiere a "Coños"? Bah, le falta la sutileza que tienen los títulos de estas obras. Y lo de los Teletubbies, por supuesto, es en su honor, jajajajaja.