miércoles, 4 de febrero de 2009

Yo concursé en "Granjero Busca Esposa"

Año 2014. Eduardo, vendedor en un puesto callejero de teléfonos móviles, consigue al fin que la srta. X acepte salir con él. Tras unas jornadas maratonianas tomando café en el bar donde trabaja nuestra protagonista, Eduardo logra convencerla para verse fuera del bar, concretamente en otro bar, donde surge el flechazo. Todo un logro para él, ya que esta es la primera relación que consigue en años sin recurrir a internet (el último cartucho que tienen los losers para ligarse a algún bicho). Llevan 2 meses saliendo y tras los primeros coqueteos y un par de polvos de calidad estándar parece que han terminado enamorándose.

Pero una tarde cualquiera, mientras hablan de la escandalosa vida pública del viudo de Amy Winehouse, la srta. X se descuelga con una sorprendente revelación: “Bueno, yo una vez salí en televisión”.

Tras la sorpresa, Eduardo escucha de primera mano la historia que supondrá un punto y aparte en su españolada relación: “Yo participé en Granjero Busca Esposa”. Palabras todas capaces de hacer tragar saliva al más despreocupado de los hombres. ¿Cómo te lo tomarías tú en su caso? Para algunos, semejante dato supondría algo peor aún que el detonante de “Los perros dormidos mienten” o saber que tus padres son en realidad unos secuestradores del régimen fascista argentino. ¿Sobreviviría tu relación a un pasado con olor a reallity?

Porque ¿cómo se traga que tu pareja fuera una de las lozanas señoritas que lucharon por el corazón de un lambrusco nacional?

Para no herir sensibilidades (¿?) usaré sobrenombres que salvaguarden la dignidad (¿?) de los implicados. Veamos algunos ejemplos de semejante hito televisivo.

Alfred E Neuman: este pobre cachorro lo tiene difícil. Las dos chonis elegidas no tienen ningún interés en llevar otro estilo de vida que no sea ir en chándal a comprar por el Carrefour o El Corte Inglés. En ocasiones, uno llegaría a pensar que es imposible que existan mujeres dispuestas a salir en televisión a la caza de semejante trasgo, pero lo cierto es que por muchas acusaciones de fraude que tenga el programa, ellas son tan cual.

Agamenón: El gañán por definición. Agreste, bruto en formas y lambrusco como el solo, este tipo sólo puede atraer a mujeres aficionadas a ser golpeadas con un mazo en la cabeza para ser arrastradas por el pelo hacia cualquier rincón donde poder copular resguardado de otros depredadores.

Igualico igualico que el defunto de su agüelico...

El Intendente: Sin duda, el mejor partido y por tanto el que menos cajeras de supermercado ha tenido a su alrededor. Lo tiene difícil entre una acelgada pero agradecida mujercilla, y una sofisticada dómina del Este que parece sacada de “Doctor Zhivago”. A buen seguro, de decantarse por la segunda, ésta regiría en el pueblo con mano de hierro, como si de un auténtico Zar se tratase.

El Psicópata: Otro misterio incomprensible. ¿De verdad existen mujeres capaces de sentirse atraídas por un tío que tiene toda la pinta de tener su granja sembrada con los cuerpos de sus víctimas? Esto me recuerda ese momento en el que algunos tienen la desgracia de conocer a su antecesor sentimental. El “ex” de su novia, quiero decir. Ex_traterrestre o Ex_traordinario según el caso. El momento será infausto en cualquier de los dos casos.

- Si el antiguo novio de tu pareja resulta ser un perfecto imbécil uno no puedo sino pensar: “¿me equiparará mi chica al mismo nivel que a este engendro?”, “¿seré yo un freak sin saberlo?”.

- Y si el tío resulta ser un adonis, una parte de ti, insegura quieras o no, no podrá sino sentirse totalmente amenazada en lo que a masculinidad se refiere. “¿Después de este semental, cómo voy a ser capaz de satisfacer a mi pareja?”.

El Chuleta: Imposible no sentir simpatía por este macarrilla a tenor del parecido físico y gestual de este hombre con un antiguo conocido de clase. El clásico tipo que esperas encontrarte fichando a chatis al otro lado de la pista de los coches de choque, con un mini en la mano y el móvil en la otra. Sin duda, si lo que quiere este tío es casarse, va de cráneo porque no podía haber elegido a dos tías con menos madera de ama de casa (que en el fondo es lo que quieren todos estos). Viendo el panorama, está claro que la hostia que se va a meter este pobre hombre va a dejar a las ruedas de un molino a la altura de unas Oreo.

El Mocito: Este campesino rechonchete ha sido el que mejor ha conseguido atinar. La ha elegido joven, lozana y escaldada tras todo tipo de fracasos sentimentales, requisito indispensable para que la clásica española consiga fijarse en un tipo que no sea guapo. ¿Qué oportunidad sino va a tener un barrilete semejante con una tía medianamente guapa si no es después de que un montón de guaperas la dejen traumatizada?

Porque esta es una de las principales grandezas del presente reallity: mostrar las relaciones españolito-españolita en toda su crudeza. Nada de petardeo estilo “Hotel Glam” o “Gran Hermano”, no. De igual modo que en “La Casa de tu Vida” se mostraba en directo lo miserable que puede llegar a ser un (perdonen por la arcada) matrimonio, “Granjero Busca Esposa” nos pone al alcance del mando la verdadera crueldad de la selección natural. Elegir, o intentar conseguir pareja, engatusando a la primera despistada o despistado que pase por ahí. Me quito el sombrero ante la crueldad, absolutamente natural y campera, que implica intentar pillar cacho con aquel o con aquella. El Ligoteo, esa danza infernal.

En fin, yo por si acaso voy a ir invirtiendo en la clonación humana para fabricarme a una concubina sin pasado. O eso, o hago como Adam Sandler en “50 primeras citas” y me caso con la mujer perfecta: Una tía sin memoria: incapaz de guardarte rencor por cada una de las miles de meteduras de pata que vas a tener con ella. Olvídate de malas caras por la noche, refunfuños o humillaciones públicas echándote en cara aquel aniversario en el que no te dio tiempo a envolver su regalo.

Cualquier tiempo pasado fue peor amigos. Nunca le preguntéis a vuestra pareja por él.

Y recuerde: “no diga secta, diga Bunker

13 comentarios:

Doctor Proctor dijo...

Madre mía, el retorno del hijo pródigo. ¡¡Y por la puerta grande!! Encantados de tenerle de nuevo por aquí, señor Lengua Negra. Y comentando acerca de su post... pues aún no he visto el programa, pero viendo lo revuelta que anda la gente con él y lo que usted comenta, creo que me voy a terminar haciendo fan...

Mauro Piccolo dijo...

guau! esto si que no lo esperaba, pero en fin, un gran regreso, con un tema que da mucho para debatir... es el programa que más asco+fascinación me ha producido. Apoteósico.

Lengua_Negra dijo...

Es un placer estar de vuelta.
Por cierto, que se me olvidó comentar, que para la próxima temporada, el programa debería titularse "Informático Busca Esposa" (eeekkkss!!!).
Puestos a ser desagradables...

El Anonimo Negro dijo...

Joder, dentro de poco vamos a tener muertes en directo, se llamará, QUIERO DESPEDIRME DE ESPAÑA, o algo así, seguro que vende, si aqui lo que mola son las desgracias ajenas, y contra mas grande mejor, eso nos hace sentir que somos mejores, mamarrachos, por cierto si podeis verós el programa de La caja, si es que sois capaces de aguantar mas de 10 minutos.

Lengua Negra dijo...

De La Caja no he visto ni un minuto (no se ni cuando se emite) pero conociéndome es posible que me partiera la idem viéndola.
"Granjeros" (tendrían que darles su propia sit-com!) es un programa total. Si hasta nuestro vecino Viruete lo sigue y menciona a Agamenón como nosotros. Si es que cuando un producto te ofrece buena tajada psicotrónica, los doctos en basura sabemos apreciarlo.
Ahora me asalta la duda:
¿Cuantas de las concursantas posarán desnudas sobre un tractor para la portada de Interviu? ¿Y Chiqui de GH posará también? Es nuestra Bridget the Midget patria, un respeto!

Mauro Picotto dijo...

tiene que haber un guión, no puedo creer que haya gente tan supina de natural, y demostrándolo a todo el mundo, son actrices, de las buenas. Los de verdad son los gañanos.

Doctor Proctor dijo...

Por lo que he podido ver en zappings variados (¡¡otra señal más del apocalípsis!!) "La Caja" es un esperpento pseudopsicológico a tal nivel de mierda que que me río yo de toda la telebasura que se ha emitido hasta ahora. Da tanta vergüenza ajena que hasta los colegios de psicólogos de Cataluña y Madrid dicen que "estaría vulnerando la ética y profesionalidad de los psicólogos que participan en el programa así como de las personas que se someten al tratamiento que plantea el espacio con tal de superar sus miedos."

Vamos, que le va a encantar, señor Lengua Negra.

Mauro Picotto dijo...

¿y porqué no se dejan de mierdas y hacen un reality con miga de verdad basado en la peli "the cube"?

Lengua Negra dijo...

Ahí tenemos ejemplos como la española "Prime Time" o la estimable "My Little Eye"

Anónimo dijo...

Yo estoy completamente enganchada al que considero el mejor formato televisivo en mucho tiempo. Me causa asco y placer al mismo tiempo... Como muchas cosas...

Y, el lunes que viene, sabremos qué ocurre dos meses después de que los atractivos granjeros eligieran... Can´t wait!!!

Yo.

Doctor Proctor dijo...

Ha cogido usted buen ritmo, anonima... ¿por qué no se pone un alias más reconocible y menos anónimo?

Por cierto, gracias por sus comentarios.

Lengua Negra dijo...

Al fin una tele-espectadora con criterio.

denke dijo...

Este programa enternece los corazones de todos los que lo vemos... Es inevitable ¿como no sentir ternura por mujeres que consideran a esos tipos deseables? En fin, ayer tuve mi dosis.