lunes, 5 de mayo de 2008

GTA4: Pietro Arcan, pero light

Grand Theft Auto 4: ¿Flipante? Bueno, más bien lamentable.

Sí amigos, quien me iba a decir que en este, mi primer post, me arrancaría con una opinión que yo mismo tacharía de reaccionaria de escucharla en boca de otros. Es por eso que intentaré, de forma breve, justificar el porqué de mi mala opinión sobre lo que ocurre dentro y fuera de este juego multiventas. Más que nada, pongo en bandeja un polémico terreno sobre el que debatir.


Mamá, de mayor quiero ser Pietro Arcan


A sabiendas de que las polémicas sobre la violencia en los videojuegos están muy vistas, los medios de comunicación no se han hecho apenas eco del contenido del nuevo juego de moda. Sí, hablan brevemente de las quejas de absurdas asociaciones de padres, entre insertos de las escenas más violentas del juego (todo para el disfrute del televidente impresionable) y las opiniones de los clásicos freaks que inundan las tiendas de juegos en ese momento. Es cuestión de audiencia. Si este juego hubiera aparecido hace unos años, le habrían caído más palos que a una estera. Sería la reina de la caza de brujas a la cabeza de una lista formada por Mortal Kombat, Carmageddon, Doom, Final Fantasy, Bully, Metal Gear, Resident Evil, y muchos, muchos más.

Es signo de los tiempos que un juego basado en delinquir de la manera más realista posible ya no cause ningún interés público. Para conocer la tortuosa relación entre videojuegos y medios de comunicación os remito al último libro del siempre interesante Jesús Palacios: “Juegos mortales: Katanas, mentiras y cintas de video” (Espasa Calpe, 2007). Si, ya se que el título no es muy afortunado pero no os dejéis engañar por las estrategias comerciales de la editorial, es un texto ameno que aporta un muy necesario punto de vista sensato sobre el tema que nos ocupa.

Como decía, aunque a los medios les de pereza aburrir a las audiencias hablando del GTA4 (lo de los juegos y el ocultismo ya se lo dejan al Friker Jimenez), yo si querría hacer un par de apuntes sobre las impresiones que me produce el juego.

Para empezar, me parece muy triste que la gente se pirre por un juego que en la práctica consiste en meterse en la piel de Nikolai Bellic, un inmigrante del este super chungo clavado al violador y asesino Pietro Arcan (y por ende, clavado a los cientos de ¿ex?mercenarios y detritus militares que pueblan las discotecas más vomitivas de Madrid), que llega a los USA para meterse en los negocios más turbios lo máximo posible, amparándose en algún argumento de fondo. Es al decir esto cuando se levantan las iras de los aficionados al juego, que te explican el “verdadero” argumento y se escudan en las más peregrinas explicaciones.

- “Que no tío, que lo que pasa es que le lían para que haga todo eso”, “el juego no te obliga a ser violento per sé”, “las misiones del juego son mucho más importantes al final que ir dando tiros sin ton ni son”…

Que sí, que vale. Esto demuestra lo bien que se cubren las espaldas los creadores del GTA a base de argumentos con moralinas redentoras cuando todos sabemos que el éxito del juego no sería tal de no ofrecer, de la manera más realista posible, carnaza violenta y barriobajera. Ya no vale matar monstruos o vampiros, ya no nos excita matar zombies en un mundo de fantasía postapocalíptica. Cuando el porno ya no nos pone, tenemos que ir un poquito más allá.


Tok, tok, buenas noches familia Tous


Lo más triste llega cuando escuchas de la boca de los defensores del juego perlas como: “el juego te permite hacer lo que querrías hacer en la vida real de no ser porque es ilegal” (literal) o el superhipócrita “no hay porqué criticar este juego porque esto es lo que pasa en la vida real”. ¿La vida real? Si los creadores del GTA tuviesen los huevos de ser tan reales como afirman ser, no obviarían las violaciones, abusos a menores, torturas o robos y secuestros con violencia en casas de gente corriente. A cambio, en GTA se manipula convenientemente la vida de un delincuente, dándole el glamour cinematográfico de las mafias de postín y la “clase” sórdida, a la par que estilosa, del tráfico de drogas y mujeres.

Otro de los comentarios que me ha hecho compadecerme de los frikis que no pueden dejar de jugar es aquel que nos cuenta “lo que mola irte de juerga con los personajes del juego, emborracharte y conducir todo pedo para llevarles a casa”, lo que confirma que parte del éxito del juego no solo se debe a poder imitar la violencia suburbial, sino que permite a los freaks vivir en la ficción lo que no hacen nunca en la vida real. “Irte de pedo con los personajes del juego”. Es que aquello me llegó al alma. ¿Qué tal si dejas de comprobar en cuantas horas puedes recorrer la ciudad virtual del juego y sales con gente de verdad a pillarte pedos de verdad? Ni que decir tienen sus comentarios sobre todo lo que mola irse de putas en el juego. Tristísimo.


Trabajándose la cañada real

GTA es el producto de nuestros tiempos. Y yo, al contrario que tantos censores y prohibicionistas, no pretendo ni quiero hacer desaparecer este tipo de juegos. Solo pongo en evidencia lo patético de su éxito, que viene a constatar que en la “era de la comunicación” hay gente (que NO se den por aludidos los adultos responsables con su ocio y sus vicios) que no hace más que encerrarse en su mundo de fantasías pajeras, creando “la gran comunidad cocoon” en lugar de vivir una vida productiva en la realidad.

14 comentarios:

El Encofrador Negro dijo...

Bienvenido al Bunker, ya era hora.

Bueno, al turrón. Videojuegos como éste demuestran que la violencia nos atrae de una manera desesperada. Y como la sociedad nos ha impuesto (o por coherencia nos hemos autoimpuesto) una serie de barreras sociales y vitales, buscamos una válvula de escape para nuestra vacua cotidianeidad, con lo que la salida más sencilla para reencontrarnos con nuestro “yo animal” es usar un videojuego que nos permita hacer “todo” lo que puedes hacer en la vida real pero nunca te atreves. Y con los añadidos de la red de redes, para que queremos más, si puedes formar tu propia banda con tus colegas del barrio y enfrentarte a una marupi que esté jugando desde Nueva York, jaja.

Y aunque estoy bastante de acuerdo con sus palabras, señor LN, no puedo evitar pensar en lo vacío de nuestras reflexiones porque esto es sólo un videojuego y, aunque desde los medios de comunicación nos quieran convencer de lo contrario, tiene escasa importancia en la vida real de una persona (bueno, al igual que muchas otras cosas de las que solemos hablar por aquí).

Y como buenos viciosos que somos en el Bunker, lo probaremos, lo jugaremos y lo rejugaremos una y mil veces, por qué ¿quién no ha querido ser alguna vez como el señor Arcan?

Dark Varoken dijo...

Cuanto me alegro de que el señor LN se haya lanzado a la piscina y nada más y nada menos que con una crítica de lo más férrea. Tengo que decir que comparto mucho de lo que se dice en este texto incluido el comentario del gran EN. Como aporte personal (DV), creo que la compañía Rockstar me impresionó mucho cuando sacó aquel GTA"ViceCity" y qué grandes momento pasé jugándolo, pero qué lastimeras me suenan sus justificaciones actualmente. Deberían reconocer abiertamente que han creado un entretenimiento inmoral, para adultos y sin intención de transmitir un mensaje contructivo, sean sinceros, "Rockstar", sus juegos son la máxima expresión de la violencia, no intententen enmascararlo, .. además ese es el motivo de su éxito y no el "maravillosos hilo argumental". (De todas formas he de reconocer que lo que más me preocupa es la facilidad con que los niños tienen acceso a este material, debido a que sus padres no se informan como es debido, aunque suene típico).

Me considero un jugagador amigo de este tipo de juegos, compré con alegría el Mortal Kombat para MegaDrive y quería hacerme con aquel ThrillKill que no llegó a nuestras fronteteras, también difrute de todos los Resident Evil cuando aun no se esperaban trilogías cinematográficas y he soñado con jugar al reciente Dead Rising. Pero no cabe duda que los videojuegos casi más que cualquier cosa, han de ser tomados con moderación. Jugar al WOW durante medio año fue la etapa más antisocial de mi vida y no la recuerdo con alegría, sino con decepción, hay juegos tan dependientes que ni siquiera nos reportan beneficios virtuales.

No debemos olvidar, echemos unas partidas al GTAIV, y después salgamos a la calle con los colegas a divertirnos.

Anónimo dijo...

Me molo dar de hostias al vendedor de perritos calientes.

Lengua Negra dijo...

Veo que estamos bastante de acuerdo.
Evidentemente se trata SOLO de un videojuego. Pero es SOLO un videojuego para personas que tienen 2 dedos de frente. Muchos videojuegos, y vosotros lo sabeis, llegan a ser una parte muy importante en la vida de mucha gente. Me refiero a entornos virtuales super absorbentes tipo WOW, Second Life, Sims y el tipo de juegos en los que puedes estar metido durante HORAS o DIAS en casos extremos como los de un japonés que terminó palmando en un locutorio.

A mi me divierte la violencia virtual de videojuegos, siempre lo ha hecho. Pero me refiero a matar a un bicho de 5 metros lleno de escamas y tentáculos en un videojuego cuyas partidas no llegan a los 30 minutos a pasarme 4 horas de partida traficando con drogas y robando coches.

Pensad en el típico bacalilla o el típico pokero impresionable de 16 años. Del mismo modo que abusa de algo que no tiene porque ser malo como es el alcohol, puede pasarse 5 horas diarias atracando tiendas virtuales, corriendo a 300 km/h, pegando palizas a peña que va por la calle y mil mierdas ultra realistas, actividad bastante triste.

Hasta ahora no ha aparecido NINGÚN estudio que demuestre una clara relación entre videojuegos violentos y violencia en la vida real pero aun así, algo huele a podrido en esa gente, que incapaz de abrir un libro o escribir una canción, le dedica casi todo su ocio a jugar de forma ininterrumpida a partir bates de baseball en la cabeza de gente virtual.

Una cosa es matar zombies o trolls y otra disparar a un tio en un callejón oscuro. ¿Donde está el limite que separa el asesinato a sangre fría en un juego y una violación virtual en el mismo? ¿Qué clase de código da el visto bueno a un acuchillamiento pero no a la violencia sexual? Habría que preguntarle a un programador porque crean una cosa y no otra. Es la puta hipocresía americana: puedes emitir tiroteos en horario de máxima audiencia pero no un buen par de tetas o una felación, algo que no tiene nada de ilegal.

Que vale, que ofrezcan toda la carnaza que quieran y se forren con ello, como Tele 5 o Antenta 3 en sus "reportajes de actualidad". Pero que lo digan a las claras: "vendemos mierda explícita para alimentar las más negras fantasias de la gente".

De todos modos, y aunque no lo parezca, la violencia de un juego NO es realmente lo que más me preocupa. Lo que de verdad me crispa de un juego tipo GTA es el TIEMPO que puede llegar a ocupar en la vida de tantos y tantos infraseres. Y el problema no es del juego, sino de como se tendría que regular su distribución y como se tendría que educar a la gente para que fuera responsable con su ocio. ¿Porqué a nadie le llama la atención un friki que pasa 6 horas con el Metal Gear pero nos parecen monstruos los que ven 6 horas de porno al día?

Anónimo dijo...

Que te pires lengua negra, cada uno hace lo que quiere con su tiempo, si decido morir delante de la pantalla del ordenador por inanición, es mi decisión, bien por mi.

Lengua Negra dijo...

¿Acaso he hablado yo de prohibir nada?
Viva la libertad. Tú y quien sea es libre de jugar a lo que quiera o meterse un cactus por el culo. Yo me limito a decir que mucha gente usa su libertad para hacer el gilipollas. Y si haces el gilipollas, por lo menos admítelo y no me vengas con que el juego esto o el juego lo otro, que es lo que hacen los frikis para conservar una dignidad de la que carecen. ¿Pero habéis intentado tratar con viciosos de los videojuegos? ¿Qué tal si os enrollais con una otaku o una experta de la Nintendo? Ah, que no, que preferis salir con gente normal. Pues entonces.

El Encofrador Negro dijo...

Yo quiero una de esas, pero que esté buena...

Anónimo dijo...

Querido lengua negra, en mi humilde opinión creo que estas equivocado, todo el mundo es un friki de "X" pasatiempo, a ti no te molaría estar con una otaku por que acabarias loco pero a otros como enconfrador negro si ¿de verdad EN?, es cuestión de lo que te guste, para ti puede ser gilipollas para otras personas puede ser alguien cojonudo o normal y sin embargo tu serias el raro para ellos, el mundo es de muchos colores, y nadie tiene que decirte cual es tu color.

Anónimo dijo...

me parece que sacais las cosas de lugar, kien no vio "snatch, cerdos y diamantes" o "Lock, Stock and Two Smoking Barrels", pues este juego es lo mismo pero manejas tu a los personajes si eres tan influenciable como para sentir la necesidad de hacer lo del juego fuera del mismo tienes un problema y no es culpa del juego ni de nadie es tuyo o de la educacion ke te dieron amen

Mauro Picotto dijo...

me parece que sacais las cosas de lugar, kien no vio "snatch, cerdos y diamantes" o "Lock, Stock and Two Smoking Barrels", pues este juego es lo mismo pero manejas tu a los personajes si eres tan influenciable como para sentir la necesidad de hacer lo del juego fuera del mismo tienes un problema y no es culpa del juego ni de nadie es tuyo o de la educacion ke te dieron amen

No es necesario personalizar, aquí no hemos dicho que ninguno tengamos problemas a la hora de diferenciar entre realidad y ficción (tenemos problemas mucho más interesantes), el problema es la gente que no es capaz de hacerlo por la educación que ha recibido o por la madurez de la que carecen, y esa gente camina por la calle como usted y como yo, y es la que mañana puede agredir a cualquiera debido a la inexistencia de un filtro en su cabeza que le diga: ¡esto está mal! y le disuada de joderle la vida a un desconocido.
Y no, no es lo mismo que una película, no es lo mismo mirar que actuar, amigo anónimo.

Anónimo dijo...

consiganse una vida y eduquen a sus hijos en vez de criticar juegos como este... que se dejen llevar por idiotezes tan grandes y salir a matar xq un jueguito te lo dice, es xq tienen un problema serio en la cabeza y principalmente corre por sus papis, asi q cierren la boca y si se sienten tocados culpen a sus viejos. El problema son los q tienen problemas con estas cosas

Doctor Proctor dijo...

¿¿Hoygan?? Creo que no somos nosotros los que tenemos que conseguirnos una vida...

Lengua Negra dijo...

"Hoygan", consígase un diccionario y úselo. Menos estar todo el día jugando a la Play y más leer libros, que no muerden.
Sal un poco de casa para variar a que te de el aire a ver si así aprendes a hablar.

tu padre "hoygan" dijo...

llawei pinche pendejo, nodijan mas pendejads la GTA4esta revisiosa el juegassomasbueno k lo jugueen mi vida

Nomas ya pendehos malparios q si la gnete mata es xculap de jentecomousteds q disen`pendehadas

ya nommamenmas