lunes, 7 de abril de 2008

Top 10 peores películas de CINE

Esto es así gente, como amante incondicional de las salas de cine, me he tragado mucha mierda, a veces por mérito propio, a veces por el de los demás. Desde hace más de 14 años que conozco a mi buen amigo Manormal, con el que he compartido la mayoría, imaginen la cantidad de bodrios que hemos podido ver. Pero no es el único junto al que he sufrido, han habido otros, y por tanto este es mi TOP 10 horrores fílmicos pagados con nuestros maltrechos bolsillos.
Como os podréis imaginar, iré nombrando películas en orden descendente, de menos mala a más terrible.

Empecemos:


En el 10º puesto:

Caché (2005), película francesa dirigida por Michael Haneke, un psicólogo y director austriaco por el que no siento ninguna simpatía, protagonizada por dos grandes actores franceses como son Juliette Binoche y Daniel Auteuil. Sobre esta película tan solo añadir, si no te lees la sinopsis puedes sentir ganas de estrangular al director, en caso contrario la película sólo se salva como experimento sociológico, ya que causa agobio al espectador, pero cinematográficamente es una tomadura de pelo en toda regla. Se llevó el premio al mejor montaje en el festival de cannes, yo le habría dado el premio razzie al mayor bodrio del año 2005, no la vean, se ahorrarán planos estáticos interminables y sin sentido.

En el 9º puesto:

Lights in the dusk (2006), film procedente de la fría Finlandia, de nivel parecido a la anterior perla, en este caso, se nos muestra más calidad fílmica pero una historia aun si cabe más sosa y vacua, un personaje con menos interés que una semifinal de curling, y encima triste y maltratado. No soporto este tipo de historias pesimistas. Por lo visto el director de este despropósito no contentó del todo a sus fans.

En 8º puesto:

Dogville (2003), coproducción europea, dirigida por Lars Von Trier. Como decía en la hora chanante, la cantante islandesa Björk, lar von trier y yo tarifamos. En fin, que no hace falta que les diga dónde se podría haber metido este director danés semejante barbarie del mal gusto. Estoy más que seguro que hay innumerables fanáticos del cine de este señor, que alaban sus quehaceres cinematográficos y no voy a ser yo quien pueda criticar sus capacidad de organizador, componiendo imágenes, pero son sus historias las que a mi parecer rezuman mierda desde la primera bocanada. Gracias por nada Lars Von Trier.

En 7º puesto (ya noto como me bulle la sangre, jeje):

Street Fighter (1994), y empezamos con la bazofia pura y dura sin ninguna salvación. Esta película americana, de presupuesto mediocre y dirigida por Steven E. Souza(?), es el principio de lo que serían las primeras conversiones de videojuego a película o lo que es lo mismo, Alerta! Hollywood ya no tiene ideas! Fue un fracaso sin parangón, los incondicionales de este gran juego de lucha esperaban algo mucho más aceptable, y se encontraron con algo muy inferior, teniendo a Jean Claud Van Damme y al gran Raul Juliá (RIP), se podía esperar mucho más (bueno, no es que el belga sea una garantía de buen cine, más bien todo lo contrario, pero es que salió algo peor que malo). Aun tengo pesadillas con las dos "nenazas" que eligieron para el papel de Ryu y Ken. Para borrar esta sensación nada mejor que visionar la película animada de CAPCOM, de lo mejor del anime japones.

En 6ª posición:

Deep Rising (1998), y seguimos con basura norteamericana, esta película, cuyo preámbulo hacía presagiar un visionado aceptable, termina siendo una más entre las abominaciones de la gran pantalla. (Lo cierto es que me doy cuenta que no soporto las películas cuyo argumento gira entorno a un barco, podríamos unir a esta, la bochornosa Speed 2, Poseidon y la comentada más adelante, Virus). Esta historia hasta consigue arrancarnos una carcajada gracias a su patetismo. El mejor momento es sin duda, el hachazo en la frente que se lleva un negro, al mas puro estilo El Puño de la Estrella del Norte.

En 5º puesto:

Anaconda (1997), coproducción norteamericana, brasileña, peruana, con la querida JLo como protagonista, sólo recuerdo de esta pantomima que desee no haberme gastado el dinero en la entrada, nada digno que destacar, una más para olvidar en un pozo negro junto al asegurado culo de su protagonista.

En 4ª posición:

Ghostrider (2007), a partir de aquí comienza el descenso a los infiernos, esta producción medio australiana medio americana, es toda ella una gran basura, con algo que salvar. Sus efectos especiales son realmente impactantes, y lo digo en serio, me preocupa, porque antiguamente una película mala llevaba implícito el bajo presupuesto. Lo siguiente a destacar es una de las peores actuaciones de Nicholas Cage en toda su historia interpretativa. Como bien ha dejado claro mi compañero El Encofrador, "Cage" tiene una amplia filmografía con multitud de pobres interpretaciones, pues bien, esta se lleva la palma, es tan mala que da la impresión que "Nicholas" se va a echar a reir en más de una ocasión, debido a lo ridículo de los diálogos y a alguno de los silencios más vacios del panorama interpretativo.

y llegamos al podium, en posición tenemos a:

Virus (1999), una de las películas a la que más mania le tengo, probablemente la que más. Esta protagonizada por Jamie Lee curtis, William Baldwin y Donald Sutherland. Su director, John Bruno, no ha vuelto a ejercer como tal desde entonces y no faltan razones. En esta odisea electro-alienígena-marítima sólo se salva un personaje, que sirvió al gran Manormal para acuñar un nuevo término que nos acompaña desde entonces. Un personaje llamado Squeacky, que desde el primer momento que aparece en el metraje, nos transmite una sensación unilateral: ¡este tio palma! y desde luego así ocurre. El término que nació después fue Nesqueacky (pronunciado Nescuiqui), mezcla de la bebida de chocolate de nestle y ese pobre diablo, así que desde entonce cada vez que vemos a alguien con grandes posibilidades de morir sin remisión lo catalogamos de Nesqueacky. Esto es lo único que esta peli aportó a nuestras vidas, por lo demás, el director deja bien claro que su vocación ha sido equivocada por completo y que a lo mejor hubiera logrado más reconocimiento alicatando baños. Mal Bruno, muy mal.

la medalla de PLATA la recibe:

Faust, love of the damned (2001), coproducción entre españa y USA basada en un cómic dibujado por Tim Vigil y escrito por David Quinn. Sabía que mi país natal no me decepcionaría, demostrando que aquí se hace mierda de la mayor calidad, nada que envidiar a otros paises. Película de marcada serie B, que no entiendo cómo llegó hasta las salas y no viajó directo al videoclub, porque no hay palabras que definan este horror argumental y visual. Como casi siempre, a destacar un momento de la película harto explícito en el que una mujer se deshace en flujos vaginales(tal cual), y un niño bastante pequeño, de la primera fila, pregunta a su padre: ¿puedo mirar ya? pobre chaval, pensamos todos. Esto es lo que pasa por ir a ver una peli que a priori, sin mirar mucho la sinopsis, contaba la historia de un superheroe llamado Faust. Lamentable.

Eso si, la banda sonora fue un acierto de proporciones bíblicas, genial selección de grupos y temas de la actualidad metalera de aquel año. No se lo pierdan.

Y por fin el tan esperado 1er puesto, la medalla de ORO es para: (redoble de tambores)



Beowulf (1999), película estadounidense dirigida por Graham Baker y protagonizada entre otros por el incombustible Christopher Lambert y la exhuberante Rhona Mitra. No se alarmen, esta película nada tiene que ver con la que se estrenó hace poco, que está hecha en su totalidad con técnicas 3D. Esta otra pieza de la que hablo es mucho más interesante, y alguno se preguntará ¿de qué está hablando este loco? ¿no se trata de las peores películas visionadas en una sala de cine? y así es, no se equivocan, pero hay que matizar, cuando algo es tan malo, tan, tan, tan malo como esto, pasa a ser bueno, y no me estoy haciendo un lio, es que cerca del final de la película nuestros grandiosos protagonistas, mantienen un diálogo que provocó lo que jamás se hubiera esperado. Una carcajada general, de toda una sala de cine en plena Gran Vía de Madrid, que se prolongo hasta casi alcanzado el final. Fué una risa histérica, una risotada de no poder soportarlo más, era tan mala que la vergüenza ajena se tranformaba en lástima hacia los perpetradores de aquel despropósito. La cuchilla de afeitar gigante, las armas de los soldados(blasters), la incoherente muerte de la bella Patricia Velasquez, la bestia(el grendel), la música de Juno Reactor donde menos podía encajar, la actriz Layla Roberts, el pelo blanco de Christopher Lambert y un sinfín de detalles. Gracias a todo esto, es la única película de las mencionadas que he visto más de una vez (4 para ser exactos), y esto se debe a la curiosidad que despierta en mi, ya que casi llega a evocar el mejor humor de las producciones Troma, sólo que está hecha sin esa intención. ¿Es Graham Baker un genio o el primo hermano de Uwe Boll? ¿es esto una pregunta sin respuesta? Enigmas a parte, no desespero, y seguiré tragandome bodrios, con la intención de rescatar otra joya del calibre de este Beowulf. Se que es dificil y caro, últimamante, prefiero verlo en la pantalla full HD de Manormal, antes que gastar 7€ expresamente en una peli mala, otra cosa es que me la cuelen sin querer.

Y recuerden que son las peores películas que he visto en una sala de cine, tengo conciencia de que las hay peores... y que no todos compartirán mi opinión. Desde el Bunker:

Saludos Freaks!!




4 comentarios:

El Encofrador Negro dijo...

Totalmente de acuerdo, que de mierda se hace hoy en día en el cine... y lo peor es que mucha de ella nos mola e incluso apasiona. Uy, pero veo que te has metido con Lars von Trier... se nos van a echar encima las hordas gafapásticas...

PD: los comentarios siguen aumentando en la entrada sobre Cavalera Conspiracy... va camino de convertirse en nuestra entrada estrella...

Dark Varoken dijo...

Ya están tardando, no tengo problema, que venga quien quiera, aquí hay sitio hasta para los hispanos que solo hacen que mentar a nuestras madres.

Anónimo dijo...

Tio, se te a olvidado otro film de nuestro amado Christopher Lambert, es la de Druidas, creo que supera con creces a Beowulf, si quieres una de esas peliculas que te marquen para el resto de sus días, es la tuya. Creo que podrias hacer una buena critica jajajaja.

Yo, la miss dijo...

Pues a mí Dogville me encantó, en serio. Y no soy ninguna intensa, os lo aseguro.