lunes, 11 de mayo de 2009

Los bunkeros que amaban a las mujeres

El otro día pasé por la librería que está bajo el Círculo de Bellas Artes de Madrid y me llamaron mucho la atención las portadas extranjeras de la saga bet-seller de Stieg Larsson. Premio para el que adivine el nombre del autor de las 2 últimas. Uno de los ilustradores favoritos de un servidor.



11 comentarios:

anselmo dijo...

No tengo ni idea de quien es el autor de las dos últimas, pero el que dibujó la primera portada lo hizo tras ver 200 veces a Christina Ricci haciendo de "Miercoles", la niña de los Addams.

Chocolat Soul dijo...

Yo tampoco caigo, no se quien es el ilustrador... Iluminanos, pls!
Si he de elegir me quedo con el estilo de la primera antes que de las otras 2...

Doctor Proctor dijo...

Vaya, y nosotros que confiábamos en que usted supiera la respuesta a este enigma... en fin, tendrá que esperar la contestación de Lengua Negra, que actualmente se encuentra de regreso de una temporada de aislamiento voluntario en su Fortaleza de la Soledad particular...

Chocolat Soul dijo...

Pues he estado pensando y hasta buscando por la red algunos que creía pero nada, esta tarea es dificil... pero, seguiré intentandolo antes de saber la respuesta... quiero impresionaros! jajajaja

anselmo dijo...

Yo que se....¿Isabel Samaras puede ser?

anselmo dijo...

Espera, espera...que quiero impresionar.
Es John John Jesse

Doctor Proctor dijo...

Pero no sea usted abusón, hombre, que estaba ahí la chica buscándolo... de verdad...

Chocolat Soul dijo...

Jajaja, que manera de abusar anselmo! Bueno, la verdad busqué en su momento y no segui insistiendo demasiado... demolse sus honores que para algo tuvo más paciencia que yo. jiji.

anselmo dijo...

Soy el vivo ejemplo que el google vale para algo más que buscar "Lucha erótica de mujeres desnudas aceitadas"

Chocolat Soul dijo...

O en su defecto: Tetas grandes aceitadas. xDDDDD

Lengua Negra dijo...

Efectivamente era JJJ (no confundir con el jefe de PP). Las dos últimas ilustraciones son detalles de pinturas más grandes. Realmente merecen la pena.