martes, 26 de mayo de 2009

Las enfermeras más sexys del mundo

Leído en elmundo.es.

Pechos y liposucciones a cambio de trabajar como enfermera
Actualizado lunes 25/05/2009 13:16 horas

Una clínica privada de Praga quiere reclutar enfermeras a cambio de operaciones de pecho y liposucciones a cambio de que las candidatas firmen un contrato de tres años para contrarrestar la escasez de personal médico.
La oferta que se inició hace unos meses ya es todo un éxito. Según ha explicado el director la clínica, Jiri Schweitzer, se han presentado decenas de candidatas para ocupar las plazas ofertadas. De momento, sólo siete enfermeras han utilizado la 'prima' de la clínica, aunque cada vez hay más interés, ya que una operación de este tipo -aumento de mamas o liposucción- sería imposible de realizar con el sueldo de una enfermera -2.880 euros por la primera y 1.800 por la segunda- y tampoco lo cubre la sanidad del país. La oferta también específica que en el caso de romper el contrato antes de los tres años será la enfermera quien se haga cargo de pagar la operación a la que se haya sometido. Desde 1996 el número de clínicas de cirugía estética en la República Checa se ha triplicado, según datos del Instituto Checo de Estadísticas de la Salud, debido a la popularización de las intervenciones plásticas en el antiguo país comunista y la afluencia de clientes extranjeros en búsqueda de tarifas bajas.

5 comentarios:

Doctor Proctor dijo...

Mu rico.

Lengua Negra dijo...

Lo mejor es que la noticia la debe de haber escrito una que se metió en El Mundo vía silicona porque menuda calidad tiene la redacción.

"a cambio", "a cambio"... ¡cambio y corto!

Chocolat Soul dijo...

xDDDD

Pues mira, si hay complejos y encima curro " a cambio" pues muy bien... ya me molaría a mi una oferta de curro de lo mío más un retoquito quirurjico... jejejeje

CACHIMENO dijo...

ENFERMERAS CACHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOONDAS

Lengua Negra dijo...

Como verán, en el Bunker hemos decidido adoptar a un pequeño troll. Le hemos llamado Cachimeno y le sacamos a pasear con una correa enganchada a una mochililla de las Tortugas Ninja. Es nuestro ojito derecho.