viernes, 31 de octubre de 2008

Matricula de horror

Revisando un poco mis interminables archivos para el pasado post sobre las portadas de los dvds, me topé con el curioso caso de la cult-movie de Jim Muro: “Street Trash”.
Resulta que TODAS SUS PORTADAS SON COJONUDAS. Un caso único entre cientos a tenor del maltrato sufrido por las películas gore por parte de las empresas editoras.
La primera vez que supe de ST, fue a través de, como no, nuestro querido “Creepy”, que se editó durante bastante más tiempo que la Fangoria Mag, y es por eso, mi primera fuente bibliográfica natural. Por aquel entonces, servidor no debía estar ni en primaria (mi niñera era una irresponsable) y todas las fotos de aquellas revistas se me quedaron grabadas a fuego en la mente. Me iré a la tumba con aquellas imágenes de Re-Animator, Temblores, 2000 Maníacos, Motel Hell (…) y por supuesto, ST. Concretamente la mítica imagen de la cabeza humana derritiéndose dentro de la taza del wc. Son cosas que no se olvidan.
Más tarde conseguí a través de los toledanos Imagen Death el VHS en castellano de este frenético clásico del gore. La portada es la que veis en primera posición, con esas dos botas huérfanas de dueño.
En cualquier caso, es que CON ESAS PORTADAS LA PELÍCULA SE VENDE SOLA. Así da gusto tener películas originales por casa. ¿Qué coño es eso de poner a cuatro teenagers en fila para el poster como sucedió durante todos los 90 por culpa de “Scream”? Ahora nos damos con un canto en los dientes si la portada la edita alguna empresa como las que sacan “Saw”, “Hostel” y demás pero es que hace 2 décadas, entrar a un videoclub era sumergirse en los universos más extraños jamás vistos. Como si de un síndrome inverso al de Stendhal se tratara, servidor quedó perturbado para siempre con los paisajes de locura que aparecían en cada carátula. ¿Cómo si no podrían definirse semejantes portadas?

3 comentarios:

Doctor Proctor dijo...

Ahora me explico muchas cosas...

El Anonimo Negro dijo...

¡¡Ayyy!! Todavia me acuerdo de la cantidad de horas que andaba metido en video club, viendo portadas, fotos y leyendo sinopsis, y decidiendo cuales eran las películas que quería ver, acabando por supuesto en la sección XXX jejeje (como todo buen niño), pero lo mas curioso de todo esto es que no tenía video, asi que me iba a casa resignado, esperando que alguna vez hecharan una de esas películas por T.V, o que alguno de mis primos/amigos alquilara una película y me invitara a verla.

Lengua Negra dijo...

El anonimo negro si que sabe.

Esos videoclubs nunca tendrán igual.