martes, 1 de julio de 2008

España 1 - Dignidad 0

“La situación crítica de la razón pura”: Al fin, durante la celebración por toda la Castellana, los furgoleros españoles (¿y nos llamaban frikis a nosotros?) demostraron que por encima de las manifestaciones contra la guerra, el hambre en el mundo o la contaminación, por lo que realmente merece la peña salir a la calle es para animar a un equipo de millonarios que han conseguido meterle un gol a otro equipo de millonarios.
Las fotografías (propiedad de nuestro diario favorito, el “20minutos”) ilustran la felicidad del españolito frente a tamaño evento. ¡El día más feliz de sus vidas!


¡¡Oleeee!!



Ni 7 diferencias


Chogolateeee - Españaaaaa


A mis brazos, genio


Sí, a nosotros tambien nos gustan las peliculas de gladiadoreeeees

Pues eso

La mejor razón para echarse a la calle


Dos payasos disfrazados de idem


Pandereta de piel de toro


Un padre de familia


Apelando a la bondad ejjpañola

11 comentarios:

Mauro Picotto dijo...

pero si es Sloth!!!

reconozco que me lo pasé teta, bebí, me reí, grité y abracé, pero una vez lograda la hazaña, cada mochuelo a su olivo, que al día siguiente había que currar. Lo malo viene después, cuando los vecinos, niños prepúberes, gritan con rabia consignas nacionalistas, apelando al orgullo patrio. No me cansaré de decir, lo que otro bloguero dijo en su día, no se puede uno sentir orgulloso de algo que no ha costado un esfuerzo personal. Español lo somos de nacimiento, como podríamos ser polacos o chinos. Orgullosos estamos de lograr nuestras metas o doblegar barreras, pero no de nacer en una determinada latitud. El fútbol divierte a los amigos y da disfrute, pero no creo que sea necesario extrapolarlo a la unidad nacional como muchos hacen...

Doctor Proctor dijo...

Pues yo esta vez hice un esfuerzo, aunque más por estar con los colegas que por otra cosa, y una vez terminaron los partidos me quede igual, es decir, sin ganas de celebrar nada... porque tampoco fue pa tanto la cosa, ¿no? Si nosotros desde aquí no hicimos nada... en fin. Y aunque no haya ni una sola referencia al sector femenino, las peores eran ellas, que estaban completamente locas y desatadas...

Mauro Picotto dijo...

gracias al comentario de una amiga, entendí que las mujeres ven el fútbol como los tíos veíamos "Los vigilantes de la playa" (Los rescatadores de la bahía en latinoamérica). Para regalarse la vista, nada más.

Lengua Negra dijo...

Es fantástico que hombres y mujeres nos igualemos.... por lo bajo.

Doctor Proctor dijo...

Y "Baywatch" en inglés... en fin, que eso me lo imaginaba, pero una vez visto el partido, ¿qué hacen preguntándose a gritos porque los coches no las pitan ni les gritan "ESPAÑA" al pasar por su lado (VERÍDICO)?

Por cierto, el 20minutos es el mejor diario de la historia de la prensa...

Anónimo dijo...

Joder, enorme entrada. Me ha encantado, vaya risas con las fotos. Gracias 20 minutos! Gracias amigos del bunker!
fdo. laexmiss en adelante, arancha

Lengua Negra dijo...

El "20 minutos" es el mejor diario de este universo y parte del otro.

Gracias empanadilla-ahora-arancha. Ojalá todos los congelados nos trataran igual de bien.

El Anonimo Negro dijo...

Pero bueno vamos a ver, por mucho que no os guste el futbol, que no os mole los ensalzamientos patrios (a mi tampoco me gustan, y el futbol me mola de verdad cuando es la seleccion), no os percatais de que esto es algo historico, que saldra hasta en las enciclopedias, lo ocurrido el domingo esta al nivel de la cuarta pelicula de STAR WARS (pero bien hecho, sobran mas comentarios) toda España, el mundo estaba espectante, un poquito de alegría ¡¡¡COÑO!!!, no hemos hecho nada vale, pero hemos estado hay sufriendo como si fueran nuestros propios hijos, que ya es mucho (he sudado mas que en partido con los guiris), merezco gritar todo lo que me de la gana y dejar de ir a trabajar al día siguiente (ya me gustaria, pero me conformare con la hora tarde que llegué) bueno sin mas, ¡¡que os den!! A ti no Mauro que me caes bien.

P.D: ¡¡¡Por que yo soy español!!! jajajaja
P.D 2: Un saludo miss-empanada-Arancha.
P.D 3: Que no tontos que os quiero todos.

Doctor Proctor dijo...

Pero aquí nadie ha dicho que no nos alegremos por ELLOS (no por los demás, que sólo lo han visto en sus casa, bares, etc.), ahora, convertirlo en una proeza nacional... pues tampoco. Yo estoy orgulloso de ser español siempre y no sólo cuando gana la selección de fútbol o la de curling, que es lo que parece que quería decir Casillas ayer al terminar su discurso. Y que se eche un millón de personas a la calle en Madrid tampoco lo veo de recibo, más que nada porque cuando hay que echarse de verdad (pongamos por ejemplo al reclamar una vivienda digna) no aparece ni una decima parte de la gente. Claro que luego así nos luce el pelo, y encima nos quejamos.

Y si hoy en día la historia se ha convertido en esto, me vuelvo al siglo XVIII...

Por cierto, que sudases más viendo este partido que jugando uno dice mucho de tu esfuerzo, cacho vago...

Hala, mucho amor para ti también.

El Anonimo Negro dijo...

Completamente de acuerdo, nadie se hecha a las calles por razones mas importantes, por la vivienda digna por ejemplo como tu bien dices, no tendría que haber 1 millon de personas, tendría que haber un pais entero, es asi de triste, pero que no se haga una cosa no quiere decir que no se haga la otra y borreguear cada 44 años pues no esta mal (lo de borreguear con los equipos de la liga ya me parece una mierda), y la historia se ha escrito tambien con deporte, Filipides, Jesse Owens, por suerte ya no se escribe con sangre y racismo como en esos casos, y mis agujetas dicen mucho del esfuerzo sobre-humano que hice, ¡¡¡ayyyy!!! todavia me acuerdo de esa semana.

P.D: nadie a dicho nada de no estar orgulloso de sentirse español, lo estoy, aunque a veces me avengüence de ello.

Doctor Proctor dijo...

Y yo tampoco he dicho que no estés orgulloso de ser español, he dicho que parece que sólo ahora PUEDES estar orgulloso de ser español. Y lo digo por la impresión que me dio lo que dijo Iker Casillas... en fin, que para gustos los colores... y nunca mejor dicho.