domingo, 16 de marzo de 2008

Mira en el Punto


Buenos días muchachos, otro domingo más en el que me despierto con ganas de contar alguna anécdota. Hoy le toca el turno a la película que me molesté en ver anoche, "En el punto de mira", sigo pensando que me merece la pena gastar 7€ en visitar las salas de cine, incluso para ver una peli mediocre, y en este caso no ha sido distinto. La película en si, no es tan mala como se puede imaginar, en realidad lo que le hace perder enteros, son muchos detalles que hacen de una buena trama, con un planteamiento peculiar, un film más. Y es que desde el primer momento (aunque reconozco haber llegado 10 minutos tarde a la sala), la imagen de Salamanca, que los estadounidenses insisten en mostrar, es lo menos parecida al original (me viene a la mente una conocida frase de un presentador, que encaja con la sensación que deja esta película). En esto quiero hacer especial incapié, ya que desde las multitudes atestadas de banderas de la nación, que ni en un estadio de futbol con la selección en semifinales, algunas pancartas, e incluso "calaveras mexicanas", en ningún momento tenemos la sensación de estar en España. Observando a la ciudadanía, podemos ver casi exclusivamente a hispanoamericanos, con un marcado acento, con la excepción de Eduardo Noriega y la actriz israelí Ayelet Zurer. El alcalde de Salamanca parece Pancho Villa con la perilla recortada y no es que en España no haya sudamericanos, no, es que sencillamente los americanos no se han molestado ni lo más mínimo en contrastar sus fuentes para saber cómo está distribuido nuestro territorio. Los zocos con toldos, la música árabe, el color de la cinta marcadamente rojizo para dar un aspecto más exótico, las señales de ALTO,... todo apesta a lo de siempre. Los norteamericanos creen que España está al sur de México o en África quizás y lo peor es que no se han molestado nunca y no lo van a hacer ahora, en enterarse del lugar que quieren representar; y es que tras ver Misión imposible 2 y sus falla-procesiones, pensé que habrían aprendido la lección, pero tan solo preguntando a un ciudadano de la península ibérica, sabrán lo lejos que están de representar algo parecido a la realidad. Y en eso consiste el cine, en hacer creer al espectador que esta viendo algo real, pero no, la Salamanca de Pete Travis es un híbrido caduco y lleno de estereotipos erróneos. Ni siquiera se han atrevido ha ponernos a todos trajes de luces y toros corriendo por las calles, al menos así, no se habrían equivocado de latitud y longitud.
La historia en general es interesante y ver como la trama se repite una y otra vez desde los distintos puntos de vista, aunque extraño, le da algo de tensión al argumento. El personaje de Dennis Quaid, es otro fallo más, el típico guardaespaldas, atormentado por los fallos del pasado e indestructible, no sabía yo que se podía salir de 3 accidentes de coche seguidos (el coche hay planos donde está intacto), sin un solo rasguño (ni una mancha en la chaqueta), pero claro, esto es comprensible, después del desinterés por resultar creibles, estos fallos son nimios. Al final uno se queda ligeramente desorientado, porque cree haber visto una historia interesante, pero se queda en un quiero y no puedo, donde los actores sobreactúan (me atrevería a decir que Noriega es de lo mejor, fíjense) y el director demuestra la falta de credibilidad de un novato.

Sin nada más que añadir, me despido desde El Bunker y les recomiendo que esperen a descargar esta película del emule y se rían de la realidad norteamericana: qué no saben en qué mundo viven.

4 comentarios:

El Encofrador Negro dijo...

¿Noriega el mejor de una peli? Pues ya debe ser bajo el nivel... sobre la falta de rigor de los cineastas norteamericanos a la hora de documentarse sobre una localización concreta prefiero no hablar, debe ser algo habitual allí... fíjate que hace poco al colega de un colega que estuvo en los USA le preguntaron si en España vivíamos en castillos... sí, y vamos montados en toro al trabajo, no te jode...

varoken dijo...

Bueno, es casi comprensible si a mi en Éxeter, Inglaterra me dijo un tipo bastante normal que me iba a alquilar un piso, que si los españoles no éramos más oscuros de piel, entonces de los americanos me lo espero todo, no se ni de qué me sorprendo.

Yo, la miss dijo...

Y como dice encofrador, las tías vamos vestidas de gitanas.

Desde luego varoken, que te sobra la pasta porque si no te importa gastarte 7e para ver semejante bodrio... jajaaja

pd. ¿Veis como no puedo comentar con dignidad? ¿Para cuando una friki entrada de las mías?
¡Saludos a los del bunker!

Anónimo dijo...

Encofrador negro no eches mierda sobre nuestros actores, que no es tan malo como lo pintas.