lunes, 28 de diciembre de 2009

Belén último modelo

Debido a la presencia del Doctor Proctor, señor de la nigrociencia, dentro del Bunker, por aquí tenemos todo tipo de altarcitos, probetas y alambiques varios, entre los cuales se encuentran cabras sacrificadas, crucifijos invertidos, collares de orejas, un tótem de cabezas reducidas y claro está, un belén.

Si usted quiere tener un portal de belén a la última, tome nota del nuestro, que será la próxima portada del magazine de tendencias “VICE”.

A lo lejos vemos llegar un grupo de paparazzis de plástico, persiguiendo en coche a los Reyes Magos a toda velocidad para cubrir la noticia del nacimiento de la nueva celebridad. Las lavanderas han dado el chivatazo y ahora todo el mundo quiere saber qué es eso de la estrella fugaz, si tiene algo que ver con Belén Esteban y sobre todo, quién es el verdadero padre del niño.

Tras el pesebre, podemos ver a un animado grupo de pastorcillos de botellón universitario, riendo y cantando al son de los politonos de sus móviles tuneados. Por la colina de un lateral, uno de ellos pega botes sobre un quad.

Los camellos de los pajes se acercan al bullicio, a ver si pueden pasar algo de musgo fresco a precio de costo para la Nochevieja.

El espacio que ocupaba el río, ahora desaparecido gracias a la contaminación y el calentamiento global, lo ocupa ahora una gigantesca valla publicitaria anunciando la recalificación del terreno y la próxima apertura de un Hollyday In y un Carrefour.

Tampoco faltarán el follagallinas tan clásico de estos paisajes rurales, un caganet versión “Two Girls One Cup” y un Gormiti mendigando.

Los Reyes del lejano extranjero traen regalos al recién nacido.

Baltasar trae desde África una selección de los mejores cds del Top Manta.

Melchor, llegado de Rumanía, porta una Play 3 que no se sabe muy bien de donde ha salido porque no lleva ticket ni nada.

Gaspar, del lejanísimo oriente chino, trae un IPHONE de imitación ya liberado.

Por recomendación del ministerio de cultura, quien ha considerado muy sabiamente que la mula hace apología de la piratería, hemos cambiado al burrito por un muñeco de Cinecito, que le teníamos un poco olvidado.

El buey por su parte ha pasado a ser un troquelado del toro de Osborne, tema que ha levantado numerosas ampollas en Convergència i Unió.

El ministerio de salud por su parte nos recomendó que por seguridad, el niño Jesús permanezca dentro de una incubadora antibalas, protegido de gripes sospechosas o intentos de atentado por parte de grupos islámicos y antisistema.

Bajo un agradable hilo musical, cortesía de Vale Music, la vigen María, con su mascarilla anti gripe, atiende a los medios, muy indignada, luciendo una camiseta de “Nosotras parimos, nosotras decidimos” mientras José, que se sabe fuera de foco, se está echando un piti en la parte de atrás.

Y como colofón bendiciendo el pesebre, se encuentra el angelito de Madeleine McCain y todo observado, por supuesto, por la mirada todopoderosa y omnipresente de un sistema de video vigilancia las 24 horas del día.

2 comentarios:

Doctor Proctor dijo...

Aquí si que armamos un buen Belén.

Nana Nicotina dijo...

Se te olvidó mencionar que la menestra de cultura, secundada por Ramoncín y Teddy Bautista, aguarda, oculta tras unos arbustos con unos SWAT, el momento en el que a los pastorcillos del botellón se les ocurra cantar cualquier tonadilla propiedad de la SGAE.