jueves, 8 de octubre de 2009

Excusa bunkera (barata) nº1

Me imagino que muchos de ustedes se preguntarán que nos ha pasado últimamente para bajar tanto el ritmo de actualizaciones. Y yo solo les puedo responder por mí: El pasado domingo volví a ver [Rec] en La 1, película que ya vi en su día en el cine y que me pareció una gran película de terror que le daba sopas con hondas a muchas de las producciones extranjeras que nos venden como “la película más terrorífica que se haya hecho nunca”. Y aquí he de decir que a los bunkeros nos gustan tres cosas en la vida: el cine de terror y sci-fi, las mujeres y los gormitis, por ese orden, con lo cual comprenderán que acostumbrado al terror y a cierta gente que conozco, no pasé un miedo fuera de lo común…

Pues bien, contra todo pronóstico, el domingo al irme a la cama tuve unas pesadillas acongojonantes con la “preciosa” niñita que aparecía en la peli, con gente gritando y corriendo y con toda una legión de comecerebros de ojos rojizos…

Una ricura, igualita que su madre

Y a la mañana siguiente me levanto y me descubro a mí mismo con un dedo anular (que no era mío) en la boca, empapado en sangre ajena, con la habitación hasta arriba de miembros amputados de váyanse ustedes a saber que pobres infelices y con un hambre descomunal de cerebros y carne humana en general, con lo cual rebañé alguna de las piernas (mis muslitos, como los llamo yo) que allí tenía. Y desde entonces no sé que me pasa que no he levantado cabeza, me ha afectado en el trabajo, en mi vida privada (qué olores, madre mía), en mis post para el Bunker y lo que es peor, en mis planes de dominación mundial, porque ya no quiero dominar el mundo, solo comérmelo. En fin, que creo que me estoy haciendo viejo, pero no se preocupen que les prometemos subir nuevos posts cargados de subversión, perversión y diversión en breve.

Con la boca llena de ligamentos cruzados, se despide el Doctor Zombi, digo Proctor.

9 comentarios:

Lengua Negra dijo...

Bueno, bueno, no pasa nada. Robert Downey Jr ha tenido despertares peores y ahí sigue.
Además, un cuarto lleno de sangre no es lo peor que ha visto usted al levantarse. Acuérdese de la habitación de invitados del bunker.

Doctor Proctor dijo...

Jajajajaja, mejor no hablemos de eso...

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Alguien ha visto un dedo que ha perdido misteriosamente mi suegra?

Anónimo dijo...

Doctor lo del hambre voraz no es nada nuevo, lo del trabajo es una pequeña desgracia y lo de los olores ¿no lo dirá por ciertos olorosos pies que visitaron villa Proctor? ¿verdad?En cualquier caso como veo que sus preferencias se inclinan por la carne humana, rehuiré su presencia hasta que sacie sus apetitos

Lengua Negra dijo...

???????????????

Mauro Picotto dijo...

¿habitación de invitados? me voy a liar a hostias y me quedo solo ¿eh?

Doctor Proctor dijo...

¡¡Jajajajajajaja!!

Lengua Negra dijo...

Pues resulta que una vez estaba Mauro en la cama y eh! mmmmmfff kjqeh qrwqwrqtqwtrqw nvnvbnvnb wiuhasldda qweqwe r soltadme! asdkjhdwrer dfwerwe rwetwe sadsd qwerqkjbqwe cabr@%$?@esaasfsafa!!! aaagggg!!! socorroooooooo!!!

El Anonimo Negro dijo...

¿que pasa con la habitacion de invitados de Villa Proctor? parece la habitacion 408, ya tienes caras, un anonimo duerme en ella, suscita peleas por quien duerme en ella, y creo que tambien hace tener sueños extraños a Doc Proctor, tendremos que mandar a Tristanbraker y Iker Jimenez a investigar.